Gafas para leer: 5 consejos para no equivocarse en su elección

15 marzo 2022

La presbicia es un defecto refractivo también conocido como vista cansada, que nos afecta a la visión de cerca a partir aproximadamente de los cuarenta o cuarenta y cinco años. Con la edad, el problema se va incrementado y se hace imprescindible su corrección para poder realizar actividades tan necesarias y cotidianas como leer, escribir o coser. Por ello las gafas para leer son algo esencial en la vida adulta.

  • Características de la presbicia

Una de las características de la vista canasada es que aparece de manera totalmente independiente a otras anomalías visuales que podamos tener. Es decir, es posible ver muy bien de lejos pero tener problemas a cortas distancias. Y también en miopes o astígmatas que han visto bien de cerca toda su vida, comiencen a experimentar los síntomas de la presbicia a cierta edad.

  • ¿Por qué ocurre?

Este trastorno se produce básicamente por dos motivos:

  1. El envejecimiento del cristalino
  2. La reducción del poder de acomodación del ojo.

La presbicia va aumentando progresivamente a partir de los 40 o 45 años y suele estabilizarse definitivamente entre los 60 y 65.

  • Gafas de lectura, ¿cómo elegirlas?

Las gafas para corregir la presbicia, popularmente conocidas como gafas de cerca, son una de las posibles soluciones a este problema. Para elegirlas, debemos tener en cuenta estos 5 consejos:

  1. Es muy importante tenerlas bien graduadas, por lo que es necesario acudir a tu óptico-optometrista para que nos calcule que graduación exacta necesitamos y nuestra distancia interpupilar para que el centro óptico de la lente coincida con nuestro eje de mirada.

  2. Que lleven tratamiento antirreflejante, puesto que mejora enormemente la calidad óptica de la gafa y evita casi totalmente los molestos reflejos producidos por las luces artificiales.

  3. Una característica adicional muy interesante es el tratamiento contra la luz ultravioleta que provocan todos los dispositivos de pantalla LED. Se trata de gafas especialmente tratadas para eliminar casi al 100% el tipo de reflejos producidos por ordenadores, móviles y tablets.

  4. No usar gafas de farmacia. Este tipo de gafas están pensadas para una urgencia, pero no para usarlas de forma habitual. Hay que tener en cuenta que estas gafas tienen una graduación estándar aproximada, que va de 1 a 3,5 dioptrías en intervalos de 0,5 dioptrías, que no tienen por qué coincidir exactamente con nuestra graduación ni nuestra distancia interpupilar.

  5. Nos tenemos que sentir cómodos y a gusto con ellas. Aunque al principio es posible que no las tengamos que llevar durante mucho tiempo, tarde o temprano estas gafas seguro que se van a convertir en uno de nuestros objetos más usados, por lo que es fundamental que nos sintamos cómodos con ellas y que nos sienten bien.

Existe una alternativa a la gafas de leer que cada vez más personas están adoptando por su comodidad y buenos resultados: lentes de contacto que a parte de corregir nuestra graduación de lejos (si fuese necesario) corrigen también la vista cansada, haciendo que veamos bien a todas las distancias sin uso de las gafas.

Últimes entrades

Rebajas de 40% al 60% de descuento

Ya están aquí las rebajas! Aprovechar los grandes descuentos que te ofrecemos a Armand Òptics. […]

Ray Ban Stories

Bienvenido de nuevo al momento.​Descubre la primera generación de gafas inteligentes de Ray-Ban que te […]

Aspecto elegante y clásico con Lunor

Algunas líneas de productos tienen décadas de historia en Lunor. Los fabricantes de gafas de […]