Site preloader
Armand Optics

¿Por qué no puedo dormir? Esto es lo que te quita el sueño

  • by: Carlos
  • marzo 15, 2019

Contrariamente a lo que crees, ver una serie en la tele o consultar tus redes sociales en el móvil antes de irte a dormir, no te relaja, sino que reduce tus probabilidades de descansar bien. Cada vez es más habitual mirar pantallas a cualquier hora del día… y de la noche. Se calcula que el 90% de los estadounidenses usa dispositivos electrónicos emisores de luz, como teléfonos inteligentes y ordenadores portátiles, una hora antes de acostarse. España es el país que ostenta, junto a Singapur, el título de tener más “Smartphones” por habitante del mundo. Según datos ofrecidos por la plataforma online Back Market, en el 2016, el 92% de los españoles dispone de, al menos, un teléfono inteligente.

 

Varios estudios sostienen que la luz azul-violeta que desprenden los dispositivos con pantalla afecta negativamente al reloj biológico, ya que reducen la producción de melatonina, una hormona que la glándula pineal genera en la oscuridad. Llegados a este punto, lo más lógico sería que las personas con insomnio dejasen de consultar estos aparatos por la noche. Pero, dado que hacer un cambio de hábitos no es tan fácil, investigadores del Centro Médico de la Universidad de Columbia han probado un método para reducir los efectos adversos de la exposición a esta luz azul-violeta.

 

El equipo de Columbia pensó que bloquear de forma selectiva la luz azul-violeta en las horas previas irse a dormir, reduciría las probabilidades de tener problemas de sueño. Para probar su teoría, él y su equipo reclutaron a 14 personas con un diagnóstico de insomnio para llevar a cabo un pequeño estudio. Se pidió a una parte de los participantes que usaran gafas que bloquean la luz azul-violeta, durante siete noches consecutivas. El resto de voluntarios llevó gafas con lentes blancas sin ningún tratamiento, durante el mismo tiempo. Cuatro semanas después, los participantes repitieron el protocolo con el otro juego de gafas. Los resultados revelaron que los participantes dormían 30 minutos más cuando usaban las lentes que bloquean la luz azul-violeta que cuando usaban las lentes blancas. En las encuestas de sueño autoinformadas, los participantes reconocieron haber tenido una mayor duración, calidad y solidez del sueño, y una reducción general en la severidad del insomnio. Tal y como ha declarado el autor principal de la investigación, aunque estos hallazgos refuerzan los obtenidos en trabajos previos, es importante llevar a cabo estudios a gran escala que ayuden a concienciar a la población.

 

Además de perjudicar el correcto funcionamiento del reloj biológico, la luz azul-violeta tiene también efectos negativos para los órganos oculares. Se investigó los daños que produce la luz azul-violeta sobre los ojos y a través de ensayos in vitro en células de la retina midieron la acumulación de la lipofuscina en los ojos. Los resultados dejaron claro que la incidencia de la luz azul-violeta incrementa la producción de lipofuscina y activa sus componentes fototóxicos, provocando daño celular a nivel de la retina y aumentando el riesgo de DMAE.

 

Debido a ello, si estamos constantemente expuestos a pantallas LED la mayor parte del día es importante estar protegidos de esta sobrexposición de la luz azul-violeta a través de filtros que bloquean esta luz en concreto.

Leave a comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies