Site preloader
Armand Optics

Las 5 pistas que te dará tu hijo cuando esté preparado para usar lentes de contacto

  • by: Carlos
  • mayo 31, 2019

Cada vez es mayor el número de niños que llevan lentes de contacto para corregir su graduación en vez de la clásica gafa. Se acerca el verano y puede que muchos niños estén pidiendo a sus padres lentes de contacto para comenzar los primeros días de sol sin tener que llevar gafas. Pero, ¿cómo sabes si tu hijo está preparado? No hay una edad mágica, cada niño es un mundo. Para ciertas enfermedades, hasta los bebés y niños muy pequeños llevan lentes de contacto.

 

Cada niño es diferente y está preparado en un momento diferente. Te presentamos las cinco pistas que verás en tu hijo para detectar en que momento estará preparado para usar lentes de contacto:

 

  1. Tu hijo quiere usar lentes de contacto

Esto puede parecer una obviedad, pero la motivación es uno de los elementos esenciales para adaptar cualquier tipo de lente de contacto y un chaval al que no le gusta llevar gafas estará mucho más motivado para cuidar bien sus lentillas.

 

  1. Responsabilidad

Los niños que muestran signos de responsabilidad en algunos aspectos de su vida suelen ser buenos candidatos al uso de lentes de contacto. La motivación por sus lentillas les puede ayudar a asumir esta responsabilidad más fácilmente porque saben que si no siguen las instrucciones de su óptico optometrista y de sus padres tendrían que dejar de usarlas y volver a las gafas.

 

  1. Es limpio y tiene buenos hábitos higiénicos

Si notas que cumple fácilmente los hábitos higiénicos como cepillarse los dientes, ducharse con gel y champú, etc. las lentes de contacto pueden ser una buena idea en este momento. Este es el punto más importante ya que la falta de higiene puede provocar alguna que otra infección ocular.

 

  1. Cuida bien de sus gafas

Las gafas tienen un valor y se les ha de tener un cuidado más delicado, y los niños que hacen el esfuerzo por cuidarlas, ya sea porque no se rompan o por no perderlas, facilitará que cuiden también sus lentes de contacto.

 

  1. Practican algún deporte

Las lentes de contacto son perfectas para los niños a los que les encanta el deporte, incluso para niños con gafas que no hacen deporte por miedo, las lentillas les permite poder elegir si desean realizarlo. Disfrutan de una mejor visión y un campo visual más amplio. Además, no tienen que preocuparse de que se les deslicen las gafas por el sudor ni de que se le claven las varillas en algún golpe.

 

Incluso a día de hoy existen lentes de contacto desechables para un solo día, ideales para combinar con la gafa, y dar uso a las lentillas solamente para entrenamientos, momentos puntuales o simplemente para algun día que queramos dejar la gafa en casa. Pero sin duda, las lentes de contacto son una de las herramientas que nos ayuda a tener más libertad de visión y olvidarnos de la gafa.

Leave a comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies